De acuerdo a la edad y el estado de salud uno de cada tres adultos mayores sufre una caída al año.
Las caídas son el 30% de la causa de muerte en los mayores de 65 años.

Hay muchas causas que influyen para que se presente una caída: entre ellas están los cambios propios de la edad (perdida de agudeza visual, perdida de masa muscular, disminución de reflejos y equilibrio…), algunos fármacos que pueden ocasionar alteración del estado de alerta, ambiente inadecuado (escaleras, desniveles, poca iluminación), postración prolongada por una cirugía.
Las consecuencias pueden ser desde leves como golpes, moretones o graves como fracturas de cadera, muñecas, luxaciones o incluso pueden llegar a provocar la muerte del adulto mayor.
Es por eso tan importante ante una caída o el riesgo de una, tener una consulta de rehabilitación en donde se identifiquen los factores de riesgo, se examine la marcha y se valore la necesidad de un auxiliar (bastón, andadera) de forma personalizada.
Además, es trascendental mantener al adulto mayor activo, llevando a cabo un programa integral de rehabilitación que incluya fortalecimiento muscular, ejercicios de propiocepción, coordinación y equilibrio.

Algunos consejos para evitar caídas son:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *